lunes, 8 de octubre de 2007

Romané

Romané, María Miranda. Arequipa: Ediciones Dragostea, 2007.

La primera parte de este libro híbrido (poesía, ensayo) inicia una búsqueda paciente de la noción de individuo, es decir, la voz poética renuncia a una imagen que la represente como reflejo difuso, se aleja de la proclividad de no enunciar y nombra. También reordena los discursos de poder que legitiman la inacción, y se describe como sujeto en ceremonias de re-conocimiento de sí y en el establecimiento de una relación saludable con la otredad.
La segunda parte consta de varios ensayos que impugnan, negocian las prescripciones de un orden asimétrico en relación con lo femenino: Manifiesto SCUM de la frenética feminista Valerie Solanas; o desde una perspectiva de funciones interpreta “La viuda Chig, pirata”, esta última elabora un reglamento para ordenar la vida de los piratas chinos, cuento de Jorge Luis Borges; entre otros. Ambas partes del libro se interpolan, complementan, se tocan a través de citas, fotografías, creando una circularidad que expresa una persistente fluidez que dialoga con el lector, lejos de asignar un anclaje silencioso a éste.
Formalmente se hace uso de distintos registros vanguardistas -símbolos superpuestos, contiguos- que traslucen una particular escritura de la novísima autora. (Juan Zamudio).

Aquí están los Montesinos

Aquí están los Montesinos, Feliciano Padilla. Lima: Fondo Editorial de la UNMSM, 2007.

El escritor Feliciano Padilla continúa incrementando su vasta producción literaria y esta vez con incursión en el género grande. Aquí están los Montesinos es su primera novela y viene con tarjeta de presentación propia: “ser obra de un narrador con oficio”, respaldado por libros como Amarillito amarillando y Pescador de luceros. Como en sus cuentos, en esta novela también se hace perceptible las cualidades de un escritor de largo aliento y pletórico fabulador que hacen que la narración discurra con soltura y fluidez casi a ritmo de galope, con ese fervor épico que caracteriza su prosa.
A diferencia de los cuentos, que es un género que exige mayor minuciosidad, en la novela, la historia de los personajes crece y en ésta lo hace de manera hiperbólica, hasta la mitificación. En cuanto a la ejecución narrativa: alguno que otro desliz; por ejemplo, en algunas líneas el narrador olvida desde dónde está enunciando. Sin embargo, a pesar de sus deslices, que son equivalentes sólo a uno que otro barrito en la madurez, auguramos que preservará los lectores que ya tiene ganados el autor y seguramente los incrementará. (Jorge Monteza).

El rumor de la tormenta

El rumor de la tormenta, Carlos Rengifo. Lima: Editorial Casatomada, 2007.

Libro de cuentos que contiene ocho relatos de diversa factura y variada temática, aunque la mayoría de tendencia realista. “El rumor de la tormenta”, cuento que da título al libro aborda la crisis familiar. Padres que no comprenden a Silvana, una adolescente que acaba quitándose la vida durante la noche mientras todos duermen. En “Tierra de nadie” el personaje central es Vital, un joven profesor sin valores ni escrúpulos que seduce alumnas, cobra por aprobar el curso, negocia drogas, es el autor intelectual de la muerte de estudiantes; y todo para poder mantenerse en un colegio donde abundan alumnos pandilleros. “La primera vergüenza” aborda el asunto de la pornografía infantil. El homosexualismo también es tocado, aunque de modo sui géneris en “Pasar por las armas”.
Para mi gusto, el cuento más sugerente es “La cuarta pared”, único relato que intenta romper el realismo absorbente que prevalece en el conjunto, pero al final termina con la truculencia de los demás.
De modo general, todos los textos están bien escritos, no hay mayores complicaciones técnicas y la fluidez del lenguaje revela una mano con el oficio de escribir. Sin embargo, los finales de la mayoría de los relatos resultan obvios lo que permite al lector anticiparse a la historia y perder contundencia. (Goyo Torres Santillana)