martes, 12 de junio de 2007

GALA EN EL CENTRO

Gala en el centro. José Luis Ramos Salinas. Arequipa. Editorial UNSA, 2005. p.48.

El epígrafe que abre el poemario es una amplificación de otro bastante citado, pero éste es sugerente y tiene la frescura de la libertad también: “Hasta ahora hemos tratado de entender el amor, cuando de lo que se trata es de trasformarlo”; la lesbianóloga Norma Mogrovejo apunta en el colofón al libro a propósito de este epígrafe que “es una provocación a la reflexión”, siendo la reflexión el rasgo que recorre el texto con bastante desenfado en imágenes ágiles y claras.

Texto inaugural el de José Luis Ramos en varios aspectos, pero es quizás el erotismo el que tiene mayor fuerza con una intencionalidad bien trabajada en un sentido que nos acerca a una militancia del amor para reinterpretarlo de un modo creativo. En esa línea Gala, personaje central en el libro, alrededor del cual giran en rito y plegarias seres (o es uno solo pero fragmentado) que buscan la unidad a través del erotismo, es como una divinidad imperturbable y sensual, pero que también dialoga en algunos pasajes del poemario, siempre incitando a subvertir la lógica habitual de la intimidad. Ramos con este texto nos abre una línea no recorrida en este quehacer con la palabra. (Juan Zamudio).


Poemas

Para Gala, siempre para Gala

Hasta ahora hemos tratado de entender al amor, cuando de lo que se trata es de transformarlo


I

Debemos llegar hasta los bordes
para ver tus horizontes
zarpar en sendos barcos para naufragar a la par
Ser como uno porque somos dos en tu cuerpo
y la unidad de tus pechos en tu pecho

Qué has hecho de nosotros oh Gala sin armiño y sin corsé
por qué nos has mostrado los encantos que yacen bajo tu falda
Distintos e infinitos son los caminos que llegan a Roma
y numerosos los caminantes
habrá suficiente calor en tu posada para todos?
o deberemos jugarnos tus ropas sacando las espadas?

Serás cruz de piel y contornos
y nosotros los bandidos malos
a los pies de tu paraíso sin armiño y sin corsé.

II

Tendremos que memorizar nuestros ritmos
para hacer de nuestro amor un barco enamorado de la mar
Tendremos que entregarnos a las aguas
para ser bendecidos por la lluvia
Tendremos que aprender tu nombre
y olvidar los nuestros
Tendremos que ser
los del espejo

Pestañearás para liberarnos de nuestros miedos y ropaje
y coronarás con una sonrisa
nuestro placer de tenaza indescriptible
Entonces será piel con pieles
mirada con miradas
y pecho con besos
Cuando seamos un solo cuerpo
tu sonrisa nos traerá el reposo del Nirvana
que siempre adivinamos bajo tus párpados

Necesitaremos sábanas de aire
para amar nuestros cuerpos ingrávidos de toda ley
Se respirará amor por toda la habitación
mientras veneramos tu cuerpo prolongado hasta el infinito
de nuestras miradas

Las pieles ya no son suficientes para nuestra desnudez
necesitaremos de la música para ahuyentar lo que nos cubre
Deberás estirarte en el suelo
hasta donde puedan tocarte nuestras miradas
Tendremos que poseerte de melodías y susurros
aprender que tus muslos son el lugar de los arribos
y el medio
el centro de los labios y nuestros corazones

Acaso las yemas de nuestros dedos basten
para poseerte
acaso nos arranquemos las pupilas para dártelas como ofrenda
por todo lo mirado
Para que velen tu espalda
yo dejaré mis ojos en tu mesa de noche
mientras me golpeo de pared en pared
ensangrentado de tu luz

Tu cuerpo no es sólo un cuerpo
es el espacio de lo vivido y lo por vivir
Tu cuerpo ha sabido guardar los secretos del mar
y ha adivinado el cielo que tiene prohibido
Tu cuerpo es arena para descansar los cuerpos
ola rompiendo contra las olas

Arrástranos hasta tus bordes
sujétanos a tus piernas como un ancla
Deja que caigamos de rodillas ante tu sexo
para adorarte en medio de la zozobra de lo que éramos
Deja en nuestras pieles
con tus labios
el color de tu mirada

Nuestros cuerpos son la fuente
donde se fundirán tus besos
Deja que nos confundamos en tus manos
que poblemos tus ojos
que sorbamos el líquido de tus pupilas
déjanos entrar en tu caminada de niña danzante
ser allá donde tú eres
déjanos morir de tu vida

Nuestros pies desnudos dejarán huellas
de todo lo andado en tu habitación
por sus posiciones nadie adivinaría
del biombo que somos
ni que el amor es un asunto de multitudes

Te nos antojas como lumbre conservada entre las manos
sólo podemos cuidarte y arder
sólo podemos contener la respiración y contemplar el camino del fuego
de tu ombligo hasta tus pies.

Regálanos tu amor despojándote de tus zapatos
regálanoslo con un leve movimiento de tu pierna
regálanoslo mientras descubrimos tus contornos
mientras te aprendemos
regálanos tu amor bendiciéndonos con tu nombre
Gala, Gala, Gala

III

Hay en las figuras geométricas
el encanto del amor

Hay en este deseo de escoltarte desnudos
la pasión por las matemáticas y el ritmo de nuestra respiración hecha piel

Hay en este deseo de poblar tu cama
la admiración por los abrazos y los besos
y la necesidad agobiante de que te multipliques sin dividirte

Hay en este deseo de escoltarte en la cama
la pasión de las matemáticas de la piel
y las figuras geométricas de nuestro amor y su desnudez

IV

Mientras sean miradas
yo seré piel para ustedes

Mientras seas labios para ella
yo seré miradas y piel

Mientras sean piel para mí
yo seré piel y seré mirada

Mientras sean piel para ustedes
yo seré piel y me miraré

Mientras seamos piel para ti
tú serás piel y mirada

Mientras seamos piel para nosotros
tú serás labios y te harás piel

(Cuando ella se haya ido
seremos miradas y piel)

V

De pie eres un edificio
del que queremos ser ventanas y puerta
Hay en tus ojos el misterio de lo que ahora somos
poblados de tu maleza y tus besos de prado

Te llevaremos a nuestra habitación vestida de ti y de tu piel
y te pondremos al medio de la cama para decirte
que naufragar es la única forma de zarpar

Nosotros sólo queríamos habitar en tu vientre
pero nos poblaste con tus pechos
Desde entonces te amo tanto
que no me alcanzo para demostrártelo!

VI

A este amor le han crecido seis manos
y tres corazones
a este amor le ha crecido un árbol en el centro de la mirada
y flores en los pies que desconocen el arriba y el abajo
A estos brazos les ha crecido amor y besan cuanto tocan
a estas flores les han crecido cuerpos
y a nuestros ojos
lenguas y piel

Nuestros desparramados abrigos hacen dibujos en el suelo
y nuestros cuerpos los imitan sobre nuestros cuerpos
se trata de la danza de las pieles
No has dejado nada para más tarde
tendremos que repetirnos
como sólo sabe hacerlo el infinito

La piel es el territorio
donde se libran todas las batallas
El azar termina
cuando los dados dejan de girar
Reconozcámonos en nuestros seis lados
que la vida es piel y es azar

Basta tu cuerpo en el espejo
para que te prolongues hasta el infinito
El amor sobre las sábanas refleja amor
y nuestros sexos languidecen de miradas
Gala en el centro
para contarnos todo
otra vez

No se puede besar tu piel sin amarla
ni observarte sin terminar enamorado de tus pliegues
aunque mientras te abracemos sólo escuches gemidos
son nuestras almas que susurran por ti.

Las fronteras de tu piel desaparecen ante el avance de nuestras manos
y quedas convertida en instrumento de viento
por la fuerza de nuestros besos en tus pechos
Nuestros dedos y tus pies se estiran rumbo a la música
que sólo conoce el infinito

La danza es el agua en que te mueves
es bajo tu piel que te sonrojas
y tus rodillas sólo se flexionan después
de que has estirado bien las piernas
Dadle de beber al sediento
es el único mandamiento que conoces
porque aunque dejemos parte de nuestros cuerpos en tu cuerpo
siempre te amarás sobre todas las cosas.

El mundo desaparece ante tanto abrazo
lo que sentimos se prolonga de la mesa hasta los labios
y nuestras manos resultan insuficientes para tanto amor
y tantos cuerpos

Las copas intentan imitarnos
haciendo experimentos con el vino

Foto: portada de Gala en el centro.

No hay comentarios: