sábado, 24 de enero de 2009

Agujas en el pajar

En uno de los distintos usos del Internet se gesta el desarrollo de perfiles, muchas veces dudosos, de lo realidad a través de la avasallante lógica informativa que cada vez se acrecienta más con la creación de nuevas ventanas con disímiles intereses; dentro de esta herramienta algunas tienen por preferencia lo literario, administradas, generalmente, por gente relacionada a la creación literaria que de a pocos establecen otro tipo de canon alejado de las distinciones, muchas veces acertadas, de periodistas culturales en distintos medios impresos. Es cierto que algunas veces los post de los bloggers peruanos tienen el calibre de lo fugaz, pero a pesar de ello se encuentran cosas que a ojo de buen cubero son gratas:

La poeta Victoria Larco (Trujillo, 1981) publicó el 2006 en la revista literaria Mosca ingrávida, dirigida por el poeta, radicado también en Trujillo, Alberto Alarcón (Piura, 1949), textos de alta factura. Larco en entrevista realizada por Matilde Granados en su weblog menciona que su relación con la poesía es “búsqueda interna y [un] modo de expresión mediante la palabra”; el ejercicio escriturario del que “uno jamás se puede librar” le es significativamente paradójico cuando manifiesta: “La poesía es como mi laboratorio. Un laboratorio de cuerpo y piel en el cual se pueden experimentar miles de sensaciones. Lo más frustrante, es cuando se quiere volcar eso a palabras, y te das cuenta de lo vago que puede ser el lenguaje en ciertas circunstancias”. Además agrega que “El entusiasmo siempre es bueno, pero a veces se necesita más que eso” cuando aprecia la producción de algunos novísimos poetas.
Es de esperar que su “fobia a publicar” se disipe y por entonces la vertiente de su palabra ilumine distintas lecturas.

En el weblog Prohibido estacionarse administrado por Stanley Vega se lee una crónica de Miguel Ildefonso al poeta Enrique Verástegui (Lima, 1950) quien ante la pregunta de uno de sus contertulios sobre la relación de ciencia y poesía menciona que “Es una relación directa y está dada a través de la música. La música forma parte de la ciencia y del mundo. Poesía es ritmo, y el ritmo es matemática.”
Verástegui al señalar que el “Internet cambia la mentalidad de las personas […] de la comunicación” ve de forma previsora que dentro de este entramado contemporáneo la poesía “sobrevi[rá] en un mundo de celulares, Internet, DVDs. Tantos inventos que aparecen todos los días, y que desaparecen por igual, revelan que la poesía tiene un sentido: el sentido de la permanencia.” Más adelante sostiene acertadamente que “La poesía es conciencia crítica […] es la rebelión creadora frente a la realidad que, por definición, es deficiente siempre. La poesía es la nueva utopía, lo decía Rimbaud: el poeta debe ir por delante de la acción.”

Por otro lado, una actividad que se eslabona a la poesía, o a lo literario en general, es la edición de textos; especial atención merece aquello cuando es el mismo autor quien le agrega su capacidad creativa para diseñarlos en los distintos detalles que conlleva su edición, luego de tan peregrina actividad se tiene por resultado un libro de impecable manufactura. Existe una tradición cercana de aquella labor en José Ruiz Rosas (Lima, 1928) con La Campana Catalina, y años atrás en Javier Sologuren (Lima, 1921 - 2004), con sus legendarias ediciones de La Rama Florida. Graffiti de zoo (2003) de Juan W. Yufra (Ilo, 1977) se distingue por esas sutilezas; recientemente Yufra en su weblog personal ha publicado Fábulas de Castell Dos Rius (2009), conjunto de poemas que los manufacturó en Triángulo ediciones; del mismo modo dicha labor la realiza Cristian Astigueta (Tacna, 1980) con Naveburdel editores, quien a publicado Nena/nena o el blues animal (2008) de donde se desprenden los siguientes textos:


hoy anido los postes
me hago a la calle
puramente espacial
malogrado pintarrajeado
relamo los hostales
sangro lloro vomito
por adormecerme
en tu goce universal
por comprender
que toda la creación
se la debo a tu amor
i nada se parece a tu maldito
i supurante amor


………

este cuerpo maquinal
(perverso casi ajeno)
se mimetiza
entre las promesas falsas
se zurce el himen
para no despertarte
d e s e s p e r a r t e
nena te ofrezco
raro como caramelo
arrancado a la basura
a las tripas incoloras
de los ángeles

No hay comentarios: